Logo
financiado organizado

EXPERIENCIAS PERSONALES

post-img

Sincero agradecimiento

La experiencia de mi vida

Me llamo Rafael, tengo 83 años de edad y estoy jubilado desde los 65 años. Era una persona dinámica. Desde el primer día de jubilación andaba de trece a quince kilómetros diarios, otro deporte no hacía. Así estuve hasta que la edad me iba mermando las facultades. Últimamente llegaba andar tres o cuatro kilómetros hasta que hace poco sufrí un ICTU que me dejo paralizada la parte izquierda del cuerpo.

Mi esposa llamo al 112, vinieron rápidamente y me llevaron a urgencias al Hospital Reina Sofía de Córdoba. Allí permanecí ingresado 15 días, tratado por el Neurólogo Doctor Molina. Durante mi permanencia en dicho Hospital, tanto el citado Doctor como el personal sanitario me trataron con cariño y estuvieron pendientes siempre de mi dolencia. Entre el personal sanitario había un enfermero que se llama Javi (es lo único que sé) que no me dejaba en ningún momento, siempre atento a toda mi enfermedad, me obligaba a levantarme de la cama y moverme. Gracias a él pude salir antes del Hospital, estaré eternamente agradecido a este enfermero.

Una vez en mi casa, tanto mi mujer como mi nuera, vieron que no podía quedarme quieto, que tenía que hacer rehabilitación. Por suerte, cerca de mi domicilio había una asociación de parkinson. Mi nuera y mi mujer estuvieron haciendo las gestiones necesarias para que pudiera ingresar en dicho centro y continuar con mi rehabilitación, cosa que conseguí. Hoy doy gracias a esta asociación, ya que si no hubiera sido por sus cuidadores, su trato especial e indicaciones, unido a mi fuerza de voluntad y constancia, no habría logrado recuperar el 65% de mi capacidad.

Por todo ello doy las gracias a todo el personal del hospital que me trataron y en especial a todos los componentes, desde director a los cuidadores de A.P.A.R.C.O.R. por lo bien que se han portado conmigo y que siguen portándose.

A todos ellos, gracias.

Autor: Rafael Andújar García

Más noticias