Bienvenido a mayoresdecórdoba

Domingo, 22 de Septiembre

organizado
financiado
post-img

Actividades de Cooperación Animación Misionera

Misioneros de Madrid llegan a la Residencia Municipal Fernando Santos de Añora

¡Hola amigos! Voy a contaros una de las actividades que más me ha gustado de las que se han desarrollado este año en la Residencia Fernando Santos de Añora. Se trata de la visita de un joven grupo de misioneros.

La primera vez que vinieron fue en enero, los días 24, 25 y 26; creo recordar. Vinieron un grupo de 10 estudiantes madrileños acompañados de un sacerdote. Todos ellos eran misioneros y venían a desarrollar su joven misión en el municipio de Añora con diversos colectivos.

En esos días, hicimos varias actividades: actividades para conocernos, cantar alegres canciones acompañadas de su guitarra, salir fuera del Centro a pasear, rezar el rosario, jugar a las cartas y al dominó, confeccionar rosarios, escuchar Misa, “picoteamos algo” y hasta nos ofrecieron un teatrillo titulado La barca del pescador.

Encantados con la visita y con nuestro recibimiento, los jóvenes pidieron reencontrase con nosotros y su deseo fue concedido.

El 2 de julio estaban con nosotros, en la Residencia, por segunda vez. Esta vez, la visita era más corta (solo un día) y el grupo de misioneros se había reducido (venían cuatro). Pero, no importaba. ¡Estábamos felices de tenerlos con nosotros, de nuevo!

Durante ese día, celebramos la Misa Quincenal con ellos, cantamos, les contamos nuestras anécdotas y ellos nos contaron las suyas… Y para despedirnos, les regalamos unas bonitas pulseras hechas por nosotros mismos en el Taller de Laborterapia mostrándole un vídeo donde se reflejaba, en imágenes, la anterior visita y todo lo bueno que nos habían regalado.

A mí, que soy una mujer creyente y que me inspiro en la vida de Jesús para guiar mis pasos, me llenó mucho su lema “Donde quieras, yo iré”, y los espero con entusiasmo para el 2.019.

Y es que, como ya decía en el vídeo que les preparamos, nos han regalado mucho: la mejor de las sonrisas, su joven misión, alegría, cariño, comprensión… En definitiva, ganas de vivir.

Desde aquí, les doy de nuevo las GRACIAS.

De vuestra amiga,

Isabel Herruzo López.