Bienvenido a mayoresdecórdoba

Lunes, 26 de Agosto

organizado
financiado
post-img

Un día en el centro

Nuestra segunda casa

Somos María y Elvira, y hoy os vamos a contar cómo es un día nuestro Centro Diurno de Mayores.

Por la mañana, en nuestra casa, nos levantamos, aseamos y rezamos mientras esperamos que nos recoja el coche para llevarnos al centro.
Cuando llegamos es la hora del desayuno, después nos bajamos para que nos manden nuestro deberes. Vamos al gimnasio a hacer ejercicios, juegos o al salón a hacer actividades. Aunque a mí lo que más me gusta es colorear y dibujar (María). Nos subimos a la hora de comer, la comida unos días nos gusta más y otros días nos gusta menos, como en casa.
Después nos vamos al salón de la tele, allí charlamos, vemos la tele y algunas se duermen un ratito. Algunas siestas vamos a un salón a hacer juegos (esto se llama siestas activas). A la hora de merendar nos comemos un yogur o flan hasta que llega el momento de que llegue el coche a recogernos y nos lleve a casa.
Todo lo que se hace en el centro nos gusta. Siempre estamos acompañadas y activas con muchas actividades.
María: Yo, al principio, no quería venir, pero cuando empecé me gustó mucho, porque nos tratan muy bien y estamos muy a gusto.
Elvira: Yo, desde el primer día quería venir por no estar sola en casa durante el día.
Los fines de semana nos aburrimos, aunque salimos y estamos con nuestra familia, pero queremos que llegue el lunes, ya que estamos más activas y entretenidas.
Con todos los compañeros nos llevamos muy bien, con unos tenemos más trato que con otros. Y con las trabajadoras estamos estupendamente con todas y nos hacen sentir muy bien.
Ni nos acordamos si quiera de cuánto tiempo llevamos en el centro, estamos tan bien que se nos pasa el tiempo volando.

 

María Bajo y Elvira Fernández

Centro de Día Fundación PRODE

Pozoblanco