Bienvenido a mayoresdecórdoba

Martes, 13 de Noviembre

organizado
financiado
post-img

Una mujer mágica

Siempre juntos

Mi nombre es Librada, tengo 90 años y una vida llena de momentos bonitos. Nací en una familia de tres hermanos varones. Yo vivía con mis tíos, mis padres y mis hermanos vivían en el campo.

Era una joven muy habilidosa y risueña. Vivía con mis tíos Jose Manuel y Tránsito, porque mi tía Tránsito tenía problemas de movilidad y le ayudaba en las tareas del hogar. Desde joven era muy habilidosa. Me gustaba hacer pasteles de masa, con azúcar, bizcochos, buñuelos borrachuelos, hojuelas en flor, torcidos, que era un dulce parecido al rosquillo que se hacía doblando la masa.

También hacía bordados en sábanas, faldas de pastora con sus bordados típicas del Auto sacramental de los Reyes Magos, que es una representación con gente del pueblo del portal de Belén y su historia. Le hacía puntilla al embozo de la almohada y las sábanas, me gustaba mucho hacer punto de cruz. Ahora estoy haciendo una bufanda de lana para mi sobrina.

Otra de mis aficiones era cantar, la gente decía que cantaba como los ángeles, iba a la coral del pueblo junto a mi marido, que no se le daba nada mal tampoco. Mi marido cantaba conmigo.

Cuando era joven también aprendí a dar masajes y a rezar la culebrilla, que es un herpes que sale en la piel, rezándola a la vez que voy dándole en la zona afectada con agua y una ramita de romero. También preparo lociones de hierbas que cojo en mi campo para dar los masajes.

Actualmente vivo con mi hermano, que tiene ochenta y ocho años. Se llama José. Tenemos una cuidadora que nos atiende a los dos, estamos muy contentos con ella, para mí es una más de la familia.

Además tengo el servicio de ayuda a domicilio de Prode. Viene una auxiliar que se llama Jessica, ella me ayuda en mis cuidados, aseo personal, paseos, terapia ocupacional, lectura, escritura, ejercicios de memoria, fichas de ejercicios variados y ejercicios de brazos y piernas, etc.

También vamos de excursiones que organiza la empresa del servicio de ayuda a domicilio. Este viernes vamos de salida para celebrar el Día del Mayor con una comida para todos, juegos, cantando canciones, un día entretenido y alegre.

Hoy en día aún me dedico a curar culebrillas a gente que viene que quiere que se las cure. También doy masajes, que dicen que alivian.

Me gusta mucho cantar y rezar todos los días y, sobre todo, reír, la risa lo cura todo. Tengo noventa años pero un espíritu joven y risueño.

Librada Fernández Gómez, usuaria del Servicio Ayuda a Domicilio de El Viso.